Disponibles  los resultados del recuento de personas sin hogar en la ciudad de Madrid: 2.059 personas

2.059 personas es el resultado  global del recuento de personas sin hogar realizado el 15 de diciembre de 2016 en la ciudad de Madrid. Un ejercicio que, a iniciativa del  Ayuntamiento, se realiza cada 2 años. Concebida como una actividad ciudadana, con voluntarios y voluntarias, sirve para conocer quienes son las personas en situación de calle y sin hogar, pero también es una acción de sensibilización, de proximidad, de sensibilización y de solidaridad hacia esta problemática. 520 personas voluntarias salieron a la calle y llegaron a los centros para contabilizar y tomar respuestas con encuestas ya preparadas y programadas.

  • 20% en pisos- 414 personas
  • 26% en calle- 524 personas
  • 54% en centros – 1121 personas.

Las tendencias que han resultado de este estudio son bien interesantes y de gran calado. Acercamos aquí solo algunas pinceladas. Disminuye el número de personas en calle: 764 personas localizadas en 2014 a las 524 personas en el último cálculo de 2016. Si aplicamos el factor corrector que supone una noche de lluvia, en la que es más difícil localizar a las personas,  habría un 20% más .

Se registra un cambio de modelo:  Cada vez hay salidas más  normalizadas de las situaciones de las personas sin hogar. 414 personas contabilizadas en pisos. La alternativa de la vivienda se va configurando como una salida de la situación de sinhogar. Estas son algunas de las estadísticas:

  • Un 11 % son mujeres
  • La edad media 40-49 años
  • El 14,7 % tiene más de 60 años, personas que debieran estar ya en recursos residenciales adecuados
  • Un 7,8% tienen 20-29 años
  • El 52 % son solteros
  • Españoles 36,8% – extranjeros 63,2%
  • El 44% pasan la mayor parte del tiempo solos
  • 63% argumenta como principal motivo de estar en la calle, la falta de trabajo
  • De las personas en calle, solo cobrar una renta mínima el 14%

Un dato muy revelador y que merece dedicar campañas y trabajo de sensibilización y prevención: el 42% va de su casa o casa de algún familiar a la calle.

El uso de recursos para personas sin hogar es alto – 64% han usado comedores, el 76% albergues o recursos de alojamiento temporal y el 66%, talleres de inserción laboral.

Las personas han expresado en las encuestas la demanda de una vivienda. Casi un 70% expresan el deseo de vivir en un piso, piso compartido o piso con su familia. Un deseo que hay que reflejar y tomar en consideración. Si queremos una intervención centrada en la persona, hay que tomar en cuenta este deseo como motor de su recuperación y expectativa.

El 40 % han sufrido agresiones pero lo más preocupante es que el 31% de ellas vienen por parte de personas que no están en su situación, lo cual es una alerta a tener en cuenta en el sistema educativo y campañas de sensibilización.

Las salud es una cuestión central y vital en las personas en calle. Su media de vida se estima en 20 años menos que la media de la población. El 44 % no tiene tarjeta sanitaria. El 40% tiene problemas de salud y el 72% de ellos está sin medicación

Los datos de personas en centros y pisos transmiten algunas cuestiones relevantes: Hay  personas que están en pisos o en centros que acumulan 3.000 o 4.000 días en la calle, lo cual indica la posibilidad de cambiar la situación de sinhogarismo, que no es irremediable. Un signo de esperanza, de que podemos acabar con esta situación.

Pasar de un centro a un piso aumenta también el porcentaje de personas que tiene un trabajo, del 26% al 75%. El residir en un centro o en un piso aumenta la protección sanitaria, la protección ante las agresiones y aumenta la posibilidad de conseguir un trabajo

Solo un dato más que nos parece clave para entender esta problemática y su abordaje: Ante la visión tradicional de que una persona en la calle ha perdido todo vínculo con la sociedad, se ha desenganchado, ha tirado la toalla…Hay un 20% que no se ha desvinculado, se siente integrado en la sociedad madrileña. Se producen procesos de reafiliación entre las personas sin hogar y el resto de la población.

No ha dado buen resultado el recuento sin embargo, para abordar el conocimiento cuantitativo de los asentamientos, de los cuales ya se tienen datos previos. Se constata que esta problemática requiere de otras formas de acercamiento y conocimiento. No está incluido   en el dato global de 2.059 personas sin hogar.

La investigación ha estado dirigida y coordinada por los profesores Manuel Muñoz, Pedro Cabrera y la profesora Hilde Sánchez Morales, investigadores  que ya han participado en los recuentos anteriores.

  Datos del VIII Recuento de Personas Sin Hogar de la ciudad de Madrid - 15 dic 2016