En la Red FACIAM  conocemos la Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal de Madrid

Existe una unidad de Policía Municipal en la ciudad de Madrid para perseguir los delitos de odio, por motivos de orientación sexual, género, sexo, ideología, exclusión social, origen, diversidad funcional, discapacidad, enfermedad…Los profesionales que forman esta unidad están especialmente formados y preparados y dotados de una sensibilidad especial para detectar  y luchar contra todo tipo de agresión o violencia hacia las realidades mencionadas.

Ilusión y  preparación específica para luchar por la convivencia, por el respeto. Los miembros de esta unidad nos contagian rápidamente esta sensibilidad. Su tarea es doble, concienciar y formar dentro del cuerpo de Policía Municipal antes estas realidades y también hacia afuera para apoyar especialmente a las víctimas de estos delitos de odio.

Las personas en situación de calle y sin hogar son un objetivo a veces demasiado frecuente de estas agresiones,  y delitos de odio.

Esta Unidad de la diversidad está teniendo contactos y encuentros con entidades que trabajan con todos estos colectivos para darse a conocer y que a su vez las entidades lo difundan en sus centros y recursos. La idea es ir extendiendo la conciencia del derecho que nos asiste a todos seamos quienes seamos y estemos en la situación que estemos. Y esta unidad vela especialmente por ese derecho.

Los delitos motivados por prejuicios o intolerancia, causan serios daños, tanto físicos como emocionales a sus víctimas, dejando a menudo en ellos y en su grupo d pertenencia sentimientos de vulnerabilidad al sentirse amenazados y en soledad. Muchas de estas víctimas no denuncian estos hechos a la Policía . Para poder ayudarle y responder de forma efectiva necesitamos su ayuda para conocerlos. Denunciar estos hechos  ayuda a identificar los autores y contribuye a tener una sociedad más segura para todos.

GRACIAS  por vuestro entusiasmo y dedicación a los más y las más vulnerables. Enhorabuena por esta Unidad que ha llegado para quedarse.